Purim

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Purim, que se festeja en marzo (y algunas veces, a fines de febrero), recuerda un episodio que constituye una tragicomedia en la Historia del pueblo judío. Tragicomedia de la cual los judíos, generalmente, preferimos olvidar la parte trágica, y nos concentramos en celebrar con grandes festejos la parte de comedia y el “happy end” o desenlace feliz con que termina.

La historia de Purim está relatada en los diez capítulos del Libro de Ester, uno de los más tardíos que se integraron a la Biblia. Los hechos tuvieron lugar en el antiguo reino de Persia (hoy Irán), principalmente en su capital de otrora Shushán o Susa (ahora reducida a restos arqueológicos) ocurrieron a mediados del siglo V a.C., vale decir, luego que en Jerusalén había sido destruido el Primer Templo, y edificado ya el Segundo.

El nombre Purim es el plural hebreo de una voz persa, pur (“rifa” o “sorteo”) y se lo menciona varias veces en el Libro de Ester (3.7 y frecuentemente a fines del capítulo noveno), pero en ningún otro de la Biblia.