¿Quienes somos?

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Comunidad Masorti Bet-El, casa de D’s, comenzó sus actividades en 1991 con el objetivo de brindar un servicio cultural y religioso, no ortodoxo de base ashkenazi. Los servicios de Kabalat Shabat comenzaron a realizarse semana tras semana en los hogares de los congregantes. Nuestros servicios religiosos siguen la mayor parte del marco tradicional con una característica importante: el lugar de la mujer, que tiene un estatuto igualitario al del hombre. El estudio de los textos, a través de la reflexión y discusión, ocupa un lugar destacado. Las clases que se imparten se realizan en un marco abierto y plural. El hebreo es la lengua litúrgica de la inmensa mayoría de las oraciones, pero la traducción y fonética están a disposición para los fieles, para que todos puedan seguir el servicio. Desde 2004 contamos con un sitio en el que desarrollamos gran parte de nuestras actividades. Hoy unas 80 familias de Madrid y alrededores participan de nuestras actividades.
el movimiento masorti

El movimiento Masortí

Masortí significa conservador y proviene del hebreo de la palabra Masoret – TRADICIÓN * A partir del final del siglo XIX en Alemania el movimiento masorti se constituyó en una de las grandes corrientes religiosas del judaismo contemporaneo. Presente en Israel, Europa, America del Norte y del Sur, así como en el asía y el Pacífico. En Estados Unidos el Movimiento cuenta con más de 800 comunidades.

Nuestros Valores

Foto de la celebración del orgullo en Tel AvivMasortí se conjuga con TRADICIÓN. El movimiento Masorti promueve la adehsión a la cultura judía y a la puesta en práctica de la Tora como fundamento y garantía de la vida Judía. Se situa entre el mundo ortodoxo y el mundo liberal.

Masortí se conjuga con MODERNIDAD. La Halajá en tanto que disciplina para el judaísmo, se constituye en su estructura básica. Es la guía viva de un judaísmo en marcha. El movimiento Masortí considera que para ser pertinente, la práctica del judaísmo se debe adecuar a los tiempos, integrarse a los elementos de la historia y de la sociedad sobre valores de justicia y santidad.

Masortí se conjuga con MUJER. El estatus legal de la mujer ha evolucionado desde los tiempos de la emancipación, la mujer masortí ocupa naturalmente su lugar y asegura su responsabilidad tanto en la vida social como religiosa (acceso al rabinato, participación igualitaria, lectura de tora, etc.etc.)

Masortí se conjuga con SIONISMO. El movimiento Masortí sostiene y afirma la centralidad del Estado de Israel, sin tomar partido por los debates politicos que tiene la sociedad israelí. Nuestro movimiento ha sido uno de los primeros en involucrarse fuertemente con el Movimiento Sionista. Se presenta como una vía para reforzar el vínculo entre el Estado de Israel y la Diáspora.

Masortí se conjuga con DIÁLOGO.  Una de las vocaciones esenciales del movimiento Masortí, es asegurar el entendimiento entre la vida laica y la religión, la cultura y el culto, el judaísmo y otras religiones, especialmente en el diálogo inter-religioso el espíritu de apertura y de tolerancia.