Acercarnos

Acaba de comenzar el mes de Tevet, un mes oscuro. Acaba de pasar ante nuestra vista, como un rayo, la Fiesta de las Luces. Comenzó el invierno aquí en Israel, estamos esperando las lluvias fuertes. Son varias las cosas que nos “invitan” a permanecer en nuestra casa.

Este próximo jueves, al ponerse las estrellas, comenzará el día 10 de Tevet, día de duelo y ayuno menor (ayunamos desde la salida del sol del viernes hasta la entrada del Shabat). En este día se conmemora el principio del sitio babilónico a Jerusalén, fechado el día 10 de Tevet de 588 aec., que devino en la caída de la ciudad y destrucción del primer Templo de Jerusalén a manos de Nabucodonosor un año y medio después, el día 9 de Av de 586 aec., y el posterior exilio de Babilonia, según lo consigna el libro de Reyes II 25:1 y también Ezequiel 24:1-2.

Es un mes en Israel donde los días son cortos, hay poca luz del sol, y mucha oscuridad.

Esta semana estamos leyendo Parashát Vaigash. Comienza así:

“וַיִּגַּ֨שׁ אֵלָ֜יו יְהוּדָ֗ה וַיֹּאמֶר֮ בִּ֣י אֲדֹנִי֒ יְדַבֶּר־נָ֨א עַבְדְּךָ֤ דָבָר֙ בְּאָזְנֵ֣י אֲדֹנִ֔י וְאַל־יִ֥חַר אַפְּךָ֖ בְּעַבְדֶּ֑ךָ כִּ֥י כָמ֖וֹךָ כְּפַרְעֹֽה׃”

“Se acercó a él Iehudá y dijo: ruégote mi señor, pueda ahora hablar tu servidor una palabra a oídos de mi señor, mas no se encienda tu furor contra tu servidor; pues tú eres como Paró.”

Vemos que desde el principio de nuestra porción semanal, y lo veremos replicado en las ultimas porciones y en las próximas, la raíz hebrea del verbo “Acercarse” se repite, en diferentes formas, una y otra vez. Podríamos llegar a pensar que es un dato de color o superfluo, sin embargo en este contexto del relato, en donde priman las peleas, los celos, los encuentros y los desencuentros entre hermanos, no me parece un dato menor que este verbo permanezca flotando sobre nuestras semanas de lectura y estudio.

A pesar de estar unos en Israel y otro en Egipto (distanciados geográficamente), unos carentes y otro rico y poderoso (grandes diferencias materiales), y unos viviendo como campesinos mientras otro en permanente contacto con lo Divino (lejos en lo espiritual), el final de nuestra porción de la Torá encontrará a todos los Bnei Israel, los hijos de Israel (Iaakov) unidos y disfrutando poder estar juntos otra vez.

Januca recién termino. En Israel nos marca que comienza la época oscura del año, y la gente empieza a encerrarse en la soledad de la rutina y los días cortos que se transforman pronto en noche. Sumado a los encierros producidos por el virus…

Y es en este momento complicado del año, donde es tan fácil separarse y recluirse, que la Tora nos dice “acércate”. Cuando veas que la vida te lleva a estar solo, poderoso o débil, feliz o triste, “acércate”. No estes solo. Acércate a tu semejante. Si no podemos fisicamente, al menos a través de una llamada o una video conferencia. Pero no te encierres. Ni dejes que el otro se encierre. Acércate!!

Te propongo que encuentres en este mes de Tevet la oportunidad para poder acercarte al “otro”. Que podamos aprovechar esta oportunidad para superar nuestras dificultades y para permitirle al otro superar las suyas. Y con nuestra actitud traigamos la luz que le falta a este mes a nuestras vidas y a las vidas que nos rodean.

Shabat Shalom. Con cariño y afecto.
Fernando Lapiduz.
Referente Rabínico de la Congregación Masortí Bet-El, Madrid.